Unos 30 niños se convirtieron toda una mañana en compañeros de pista de sus ídolos y jugadores del Voley Teruel

La familia que forman los clientes de Talleres Martín Lizaga y sobre todo sus hijos fueron protagonistas de la II Master Class de Talleres Martín Lizaga y el CV Teruel. Durante una jornada se convirtieron en jugadores y entrenaron con la primera plantilla del mejor equipo de Superliga, fueron invitados VIP y acabaron como espectadores del último partido de la liga regular. 

La jornada comenzó con el recibimiento en las instalaciones del Pabellón de Los Planos. Los casi 30 niños y sus padres y familiares se “colaron” en el entrenamiento de la primera plantilla. Desde la grada pudieron comprender como aprender a rematar o ensayan la táctica los gigantes del CV Teruel. Un privilegio que vivieron acompañados de Daniel Ibáñez, jefe de Ventas de BMW en Teruel, y Marta Benedicto, jefa de Ventas del concesionario de Peugeot para la provincia de Teruel. Ellos fueron los cómplices y anfitriones de este evento con el gran maestro de ceremonias Sergio Puerto.

A los pocos minutos los participantes, niños y padres, bajaron directamente a la pista para ver de cerca a sus ídolos y además pudieron disfrutar del verdadero sueño de muchos pequeños: entrenar y aprender de la mano de los tricampeones turolenses. Hubo de todo: estiramientos, coordinación, detalles técnicos y para todos, con tres grupos por la diversidad de edades de los niños y desde entonces fanáticos del CV Teruel. Antes claro habían formado en una foto de familia que emulaba la foto de la plantilla y la de algunos de los mejores clientes de Talleres Martín Lizaga.

La jornada continúo con ágape en la zona VIP, partidillo para derrotar a los padres y visita a la sala de trofeos. Y por supuesto, también hubo regalos: cada niño se llevó una foto impresa de recuerdo, su bufanda para animar a partir de ahora al CV Teruel y una bolsa de chucherías para recuperar fuerzas. De hecho, para poner en práctica conocimientos y afición por la tarde se convirtieron en espectadores invitados al último partido de la temporada. Una temporada que cierra así para nosotros, el equipo de Talleres Martín Lizaga, su fase regular con mucha ilusión y todas las ganas que nos dejaron los niños.