Las nuevas posibilidades de personalización que ofrece este modelo para ofrecer detalles únicos que homenajean el color de las canchas en las que se juega el Open de Francia de Tenis.

 

 

La nueva generación del Peugeot 208, lanzada el pasado mes de mayo, ha apostado por la personalización como uno de sus puntos fuertes. La marca aprovecha estas nuevas posibilidades al máximo con el lanzamiento de la edición especial Peugeot 208 Roland Garros, que incorpora elementos de diseño exclusivos inspirados en el color de las pistas de tierra batida en las que se ha fraguado la leyenda de este torneo de “Grand Slam”.
El Peugeot 208 Roland Garros se distingue por sus espejos retrovisores con intermitentes en color ‘tierra batida’, tono que se retoma en las letras “Peugeot” del frontal y el portón trasero. El logotipo del torneo adorna tanto los laterales del vehículo como su zaga. Esta serie limitada cobra un aire más deportivo gracias a la calandra Equalizer con bordes cromados. Similar a la del Peugeot 208 GT Line, destaca por su anchura y su contorno más grueso que la del resto de la gama. Está disponible en dos colores de serie: blanco Perla nacarado y negro Perla Nera. Los cristales traseros son sobretintados.
El color de las canchas del Stade Roland Garros de París es un detalle recurrente también en el interior. Está presente en detalles como los cinturones de seguridad, los pespuntes de los asientos, que también están decorados con el emblema del torneo, o en el fuelle de la palanca de cambios, que estrena un nuevo pomo. El logo de Roland Garros está serigrafiado en el volante, forrado en cuero napa. Esta edición especial cuenta, además, con pedales de aluminio, LED blancos en el contorno del cuadro de instrumentos y techo panorámico con cortinilla manual. En lo relativo a equipamiento, incluye elementos como la pantalla táctil Mirror Screen, con Pack Wifi y radio Trituner o la cámara de visión trasera con detector de obstáculos.