Peugeot desvela su visión del puesto de conducción del futuro presentando el nuevo Peugeot i-Cockpit®. Pensado para una experiencia intuitiva y natural, este prototipo anticipa el habitáculo de los próximos modelos de la marca.

 

 

Con una ergonomía avanzada, una instrumentación digital elevada, pantalla táctil capacitiva, las tecnologías nunca han tenido una presentación tan espectacular.
Conducir un Peugeot siempre ha sido una experiencia especial. En cuanto a chasis y comportamiento en carretera, la Marca no tiene nada que demostrar. Las sensaciones al volante destacan por su dinamismo. Para ir aún más lejos en esta búsqueda del placer de conducir, Peugeot reflexiona, desde hace muchos años, sobre el puesto de conducción, con el fin de ofrecer la mejor experiencia automovilística. Los últimos avances se basan , de hecho, en un estudio realizado por la Marca entre los 2,2 millones de usuarios de la primera generación del Peugeot i Cockpit®, presente en las Peugeot 208, 2008 y 308.
Estas investigaciones han dado como resultado un concepto innovador de la disposición del habitáculo: el Peugeot i-Cockpit®. Tiene como elementos esenciales:
– Un volante compacto, que incrementa la maniobrabilidad y multiplica las sensaciones de conducción. Con él, conducir se convierte en una experiencia intuitiva, como un juego. Al exigir una menor apertura de los brazos, se reduce la amplitud de los movimientos, lo que refuerza la rapidez y la agilidad del conductor, ofreciéndole además una posición más relajada. El volante es aún más compacto, con un nuevo diseño que incorpora dos zonas planas, que aseguran una mejor sujeción. Libera, en mayor medida, el campo visual y el espacio para las piernas del conductor.
– Una instrumentación elevada, que reúne la información en el eje visual del conductor, permitiéndole no apartar los ojos de la carretera y concentrarse en la trayectoria. Esta posición ergonómica, lograda gracias al tamaño del volante, aumenta el confort del conductor, al reducir su cansancio. La instrumentación elevada es una lámina digital de alta resolución de 12,3″, con unos gráficos futuristas. Totalmente personalizable, este cuadro de instrumentos reúne todo lo que el conductor necesita tener directamente en su campo visual. La estética de cada configuración está realzada por unas animaciones y transiciones que se convierten en un placer para los ojos.
– Una gran pantalla táctil, que reúne, de un modo intuitivo, todos los mandos de confort (radio, climatizador…), lo que permite un control intuitivo de todos los equipamientos del vehículo. La gran pantalla táctil de 8″ actúa como una tablet situada en el centro del salpicadero. Incorpora tecnología capacitiva, para lograr una mayor reactividad y un uso más práctico.
El resultado es un salpicadero sorprendentemente depurado, moderno y tecnológico. La práctica ausencia de botones, unida al uso de materiales nobles y una gran calidad de fabricación, refuerza el carácter específico del Peugeot i-Cockpit®, favoreciendo el agrado, la agilidad y la concentración del conductor. El interior de un Peugeot se convierte en un espacio identificable y deseable.El conjunto se completa con una consola central, con un diseño muy trabajado. Una serie de elegantes interruptores cromados atraen al conductor con un aspecto agradable, mientras que su tacto suave y metálico ofrece una sensación de alta calidad. Esta sensación se prolonga con una palanca de cambios moderna y ergonómica, que funciona por pequeños impulsos.

En este interior, todos los elementos despiertan los sentidos y expresan calidad y modernidad. El habitáculo destaca por la calidad de sus acabados, que se refleja en la calidad de los elementos realizados en cromo satinados, en la forma envolvente de los asientos, en el diseño de los paneles de las puertas, en una elección de materiales con novedades como el tejido chiné o en la precisión en los ensamblajes. Toda una invitación a disfrutar del automóvil.
Este nuevo prototipo puede incorporar lo mejor de las tecnologías disponibles actualmente en el mercado: Navegador 3D conectado a sistema de reconocimiento de voz, con información del tráfico en tiempo real de Tom Tom Traffic y la posibilidad de trasladar la navegación y las indicaciones de dirección directamente al cuadro de instrumentos. Teléfono manos libres accionado por la voz, con gestión automática de los SMS (lectura, envío). Información sobre las numerosas ayudas a la conducción disponibles. Conectividad, con la función Mirror Screen y las tecnologías Apple CarPlayTM, Mirrorlink® y Android Auto.

Y la experiencia no se queda ahí. Porque la emoción sigue siendo uno de los valores principales de Peugeot, el nuevo Peugeot i-Cockpit® propone llevar aún más lejos las experiencias sensoriales. Con sólo pulsar un botón, se estimulan todos los sentidos: La vista, al jugar con la intensidad de la iluminación y las posibilidades de cambio de ambiente cromático. El oído, con los parámetros de ambiente musical. El tacto, con masajes multipunto en los asientos. El olfato, con un difusor de fragancias.El nuevo Peugeot i-Cockpit®, va más lejos en todos los campos. Con una mayor calidad en su presentación, más tecnología en su diseño, más conectividad y un uso más intuitivo, sin dejar que ir más allá en aspectos como la emoción y la personalización. Encarna lo que serán los puestos de conducción del futuro. Concreta el interior Peugeot de mañana.