Peugeot vuelve a la prueba con un vehículo que ha ganado músculo con el objetivo de conseguir el triunfo.

El fracaso sería rendirse, nunca el hecho de llegar o no el primero en una prueba como el Dakar. Por eso, Peugeot vuelve a la prueba con un vehículo que ha ganado músculo y con el objetivo, eso no puede cambiar, de conseguir el triunfo. Desde el momento en que el 2008 DKR superó la línea de meta de la pasada edición del Dakar, el equipo de desarrollo no ha dejado de trabajar en la creación de una versión todavía más  competitiva pero fiel al espíritu propio y la innovación de las “dos ruedas motrices”.

A primera vista, el Peugeot 2008 DKR16 presenta una morfología completamente distinta. Con sus vías ensanchadas y una distancia entre ejes más larga, exhibe una musculatura más desarrollada. Los voladizos delantero y trasero, ya muy cortos en la versión anterior, lo son todavía más para mejorar la capacidad de franqueo de obstáculos. Dunas de arena, pistas pedregosas, cursos de agua que vadear… El 2008 DKR 16 está listo para enfrentarse a todas las trampas que hacen del Dakar una de las últimas grandes aventuras de nuestro mundo.

Para complementar estas evoluciones, la aerodinámica se ha revisado en profundidad. El capó delantero y la toma de aire sobre el techo se han modificado totalmente para conseguir un equilibrio aerodinámico óptimo entre la parte delantera y la trasera así como una mejor evacuación del aire. Estos retoques le proporcionan un aspecto más agresivo y voraz.

Más allá de su piel de carbono, el Peugeot 2008 DKR16 esconde también numerosos cambios. Las suspensiones, por ejemplo, se han modificado por completo para afrontar todo tipo de terrenos accidentados. Las llantas, de magnesio y construcción monobloque, son también nuevas y van calzadas con neumáticos Michelin más ligeros y con mejores prestaciones pero con la robustez habitual.
Bajo el capó del motor también se encuentran novedades. A pesar de la brida obligatoria, el V6 de tres litros bi-turbo diésel ha ganado potencia. Su margen de utilización se ha ampliado, algo que será muy importante en las pruebas especiales más sinuosas.

Por supuesto, todas estas evoluciones han sido validadas por los pilotos del equipo Peugeot Total a lo largo de un intenso programa de pruebas. Con 17 victorias en el Dakar en dos y cuatro ruedas entre todos, Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz y Cyril Despres han liderado de manera activa las pruebas de su nueva montura. Algunos componentes del Peugeot 2008 DKR16 se probaron ya con éxito en los coches ganadores del China Silk Road Rally.