Es ya uno de los anuncios y de las sorpresas del año ese enlace entre el español Carlos Sainz y Peugeot.

Una unión que apuesta fuerte por llevarse el Dakar de 2015 y seguir así la estela del Peugeot 205 y Ari Vatanen en los 80. Aunque su coche y los detalles se desvelarán a lo largo de los próximos meses, Carlos Sainz es ya piloto Peugeot para el Dakar. A su lado estará ni más ni menos que Cyril Despres, campeón ya en motos del mítico Dakar. Sainz vuelve así a un rally que ganó en 2010 acompañado de una marca que ya lo ganó con Ari Vatanen en 1987, 1989 y 1990 y con Juha Kankkunen en 1988.
El elegido es el Peugeot 208 basado en el T16 con el que Sebastian Loeb participó en la pasada edición del Pikes Peak. Peugeot Sport, Red Bull y Total han unido sus fuerzas para afrontar la aventura del Dakar. Y para completar los 10.000 kilómetros de la prueba más dura del mundo, 25 años después de la última victoria del fabricante francés en el evento, el equipo ha reclutado a Carlos Sainz y Cyril Despres.